Ver programa de gobierno completo

Palabra de presentación.

Aunque contradiga los prejuicios y estereotipos, el trabajo que van a leer a continuación es el fruto de una tarea militante. No fue elaborado por un grupo de académicos o asesores, de especialistas de escritorio o expertos opinólogos. Es el resultado de un desafío político asumido en forma militante por un colectivo que desde hace años y en forma diaria pone el cuerpo para cambiar la realidad de nuestra querida Ciudad de Buenos Aires.

En la reivindicación de la elaboración de un programa de transformación de la Ciudad por parte de un colectivo presume un método. Estamos convencidos y convencidas que para terminar con la creciente desigualdad en Capital, para lograr una educación y salud públicas que realmente sirvan a los más necesitados, que para vivir de manera más digna, más libre y con mayor justicia, no dependemos de un mesías, un líder salvador ni de una propuesta mágica. Es en el hacer colectivo, en la actividad cotidiana y bien abajo en donde vamos encontrando las respuestas a la eterna pregunta de cómo se puede vivir de otra manera en esta Ciudad.

En todos estos años, en los que se ha consolidado un modelo que segrega y excluye, la política ha estado ausente. No existe un debate serio sobre el modelo de Ciudad vigente, que ha logrado un importante consenso tanto en los sectores que se benefician con los negocios urbanos como en una porción importante de la ciudadanía. Las principales estructuras políticas de la oposición no salen de esgrimir algunas consignas contra el PRO sin discutir nunca los temas de fondo, quizás porque su comportamiento en el plano parlamentario de la Legislatura Porteña ha sido funcional a las ideas del macrismo.

Sin embargo han sido años de intensa resistencia. Así lo demuestra la emergencia de fuertes movimientos sociales como los que se levantaron en las villas y asentamientos precarios, o en las escuelas en donde padres, docentes y estudiantes vienen denunciando el nivel de dejadez de nuestra educación pública, o en la organización de miles de cartoneros que a diario realizan un trabajo tan necesario como invisible y lo mismo podría referirse a los trabajadores de la salud, del subterráneo o a los centros culturales que han resistido el vaciamiento y la violencia que emana desde el gobierno local.

Es en este terreno, y no en el de las estructuras políticas que confrontan bianualmente en las elecciones, en donde se ha puesto un límite al modelo de Ciudad impuesto desde arriba. Es en este plano en donde se ha hecho la verdadera “oposición” al proyecto del PRO. Es en este lugar en donde se ha logrado visibilizar que bajo la apariencia de un bienestar generalizado, se esconde una profunda degradación social.

Pero empezar a plantearnos una alternativa, una propuesta diferente para la Ciudad, no brotará de manera espontánea de estas importantes luchas que protagonizamos todos los días. El gran desafío pendiente es expresar en el terreno político lo que los sectores populares ya vienen haciendo cotidianamente, y hacerlo de manera propositiva para convencer que hay otra ciudad posible y que es mejor que esta.

Esto requiere salir de la mentalidad de la resistencia, evitar la mera política defensiva. No podemos limitarnos a intentar ponerle freno a los avances antipopulares de las políticas del PRO, necesitamos levantar una propuesta propia que sea factible de aplicarse en el marco de un gobierno popular en la Ciudad de Buenos Aires. Necesitamos germinar socialmente la idea de que gobernar la Ciudad en favor de los sectores populares requiere de la participación activa de la ciudadanía en la gestión pública a través de mecanismos consultivos, y de profundizar, a su vez, la descentralización en las Comunas para que sean verdaderos organismos de protagonismo y participación popular.

Para esto se elaboró el siguiente programa. Por supuesto que no es un trabajo acabado, sino un nuevo aporte para poner en discusión y reelaborar a partir de distintas miradas y experiencias que van nutriendo la militancia popular en la Capital. Es una guía que recorre las principales áreas que hacen al vivir en la Ciudad, en donde se analiza resumidamente sus problemáticas desde una mirada de derechos y no de negocios. A partir del diagnóstico elaborado en cada eje, se esbozan una serie de propuestas que logran demostrar la viabilidad de otro tipo de políticas públicas; políticas que significarían dar pasos en una dirección más justa e igualitaria que la existente.

El PRO se ha apropiado de las banderas del progreso, la modernización y la eficiencia. Pero bajo su gestión ha aumentado la fractura social que hace que a pocas cuadras de distancia convivan la exagerada opulencia de Puerto Madero y la más extrema precariedad en las villas 31 y 31BIS de Retiro. Debemos arrebatarle esas banderas. Nuestro proyecto es mejor porque para nosotros el progreso no se mide en la evolución del valor del metro cuadrado, sino en la cantidad de familias que pueden acceder a una vivienda digna. Nuestro proyecto es más moderno, porque pretende aprovechar al máximo la tecnología y las nuevas herramientas para promover la participación y la democratización de la política. Nuestro proyecto es más eficiente porque se propone resolver los problemas de las mayorías.

Este programa no es una expresión de deseos, sino un camino concreto que es posible de recorrer. Por supuesto que no vamos a derrotar el proyecto segregador solo con ideas y propuestas correctas; hace falta una vasta militancia que logre convencer a millones. Pero tampoco vamos a construir una alternativa a este modelo de Ciudad con mera fuerza de voluntad. Este programa, este conjunto de políticas públicas de posible inmediata aplicación, es el marco que nos facilitará la tarea de construir un nuevo proyecto político, que combine la participación y el protagonismo de los sectores populares con una vocación de gobierno para lograr esa otra Ciudad posible.

Itai Hagman | Ciudad de Buenos Aires, Febrero 2015

Ver programa de gobierno completo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>