Quién es Itai Hagman, el joven de izquierda que competirá contra Filmus y Moreno en las PASO porteñas

Quién es Itai Hagman, el joven de izquierda que competirá contra Filmus y Moreno en las PASO porteñas

Entrevista de Brenda Struminger para La Nación. Tiene 34 años; era jugador de fútbol y lidera un partido creado hace cinco años; se enfrenta dentro de Unidad Porteña con el ex ministro y el ex secretario de Comercio

En 2015, a los 32 años, Itai Hagman (se pronuncia itái jagman) se presentó como precandidato a legislador porteño en la lista de Camino Popular, que llevaba a Claudio Lozano como jefe de Gobierno. El resultado fue una sorpresa. El ex diputado, de 58 años, no pudo superar el mínimo de votos exigido por las PASO (1,5). En cambio, Hagman sacó 2,5 y pudo competir, aunque en una boleta corta. Al final no entró a la Legislatura, pero su fuerza, Patria Grande (una fusión de agrupaciones de estudiantes y sociales), vivió esa elección como un logro. Hacía sólo dos años que se había constituido como partido, después de diez de militancia.

Este año, Hagman, economista, ex presidente de la FUBA y ex jugador de fútbol, apuesta por la arena nacional. Competirá en las PASO como precandidato a diputado dentro del frente Unidad Porteña con dos referentes de peso del kirchnerismo que pasaron por la Casa Rosada: el polémico ex secretario de Comercio de Cristina Kirchner, Guillermo Moreno; y el ex ministro de Educación de Néstor Kirchner, Daniel Filmus.

La fuerza de Hagman se llama Ahora Buenos Aires. Va en el frente como un espacio independiente del Frente para la Victoria (FPV) y lo cuestiona por su relación de “apoyo en el PJ”, la corrupción y la falta de “transformaciones estructurales”. Aunque su líder admite estar más cerca de Cristina Kirchner que de Mauricio Macri. De hecho, en el ballottage de 2015 rechazó el llamado de la izquierda para votar en blanco y pidió a sus seguidores que respaldaran a Daniel Scioli. “Cambiemos es nuestro límite”, dice Hagman en una entrevista con LA NACION en un bar del centro donde, entre vino y empanadas, se lanzó para competir en la única disputa interna porteña.

Sin embargo, después de diez años de gobierno del Pro en la Ciudad, la principal crítica de Hagman a la oposición implica -de manera indirecta- una autocrítica y un elogio al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. “Cuando la gente ve a Larreta ve un proyecto para la Ciudad. Un proyecto elitista, que amplía desigualdades sociales sin perspectivas de derechos. pero un proyecto al fin. Y cuando ve a la oposición, no ve un plan, ve una denuncia. Nuestro desafío es construir un proyecto”.

¿Cómo define Ahora Buenos Aires?

Es un espacio independiente, que no depende de estructuras nacionales. Eso lo defendemos a muerte, es nuestro principal valor. Nadie nos dice qué hace, en qué lista ir, nadie nos da un peso, nos autofinanciamos.

¿Cuál es su relación con el kirchnerismo?

Participamos de la alianza Unidad Porteña, pero no somos parte del PJ ni FPV, sino una fuerza independiente que compite en las primarias.

¿Hubieran ido en una lista con Cambiemos?

No.

Pero van con el kirchnerismo.

Que seamos independientes no significa que no tengamos ideología política. No nos da igual. Rechazamos claramente a Cambiemos, que consideramos una suerte de vuelta al neoliberalismo. Ese es el límite para nosotros. Con el kirchnerismo tenemos cosas en común, principalmente el rechazo a Cambiemos. Pero nosotros nunca tuvimos un cargo político.

¿Apuntan a los votos de la “ancha avenida del medio” a la que le habla Sergio Massa?

Siempre tuvimos rechazo a las estructuras políticas tradicionales. A Massa no lo vemos como una opción independiente entre los dos sino como parte del mismo sistema político. De hecho, él viene del kirchnerismo. Y pensamos que en los últimos dos años jugó, más que en el medio, del lado de Cambiemos. No lo vemos en el medio. Es su discurso, pero no es real.

¿Qué críticas le hacen al kirchnerismo?

El kirchnerismo generó que mucha gente se entusiasme y participe. La contracara de eso fue que se apoyó en el PJ, una estructura del poder sumamente corrupta y atravesada por el clientelismo. Siempre tuvo esa doble cara. Si bien mejoró las condiciones de vida de la población, no hubo una transformación estructural de la economía argentina y de las instituciones. A pesar de que apoyamos medidas positivas para la gente, marcamos las diferencias. Y criticamos la corrupción.

¿Y en la Ciudad?

Nunca tuvieron una estrategia para disputar la Ciudad. Siempre se enarbolaron detrás de la figura de Cristina y por eso no salieron del 20 por ciento. Con la idea de que la Ciudad es un territorio de la derecha, y aceptando que gobernara Macri, cometieron un error grande. Lo subestimaron. El éxito de Macri en la Ciudad explica su triunfo en las elecciones en la provincia de Buenos Aires.

¿Qué perspectivas tienen a nivel electoral?

En la última elección sacamos dos puntos y medio. Desde entonces crecimos en militancia y visibilidad. Tenemos 20 locales, trabajamos en todas las comunas, en la universidad, tenemos una base fuerte. Y creemos que podemos crecer más. Hay mucha gente que quiere que haya una propuesta alternativa al Pro en la Ciudad, que sólo con el FPV no se vé y quiere un frente más amplio. Tenemos expectativas de que este frente nos permita no sólo ingresar a la Legislatura sino al gobierno nacional.

¿En qué consistirá ese frente?

Planteamos un compromiso de que todos los candidatos y candidatas, independientemente del espacio, tengamos un comportamiento coherente entre el programa que aprobamos y el comportamiento en la Legislatura. En lo nacional, esto tiene que ver con defender la soberanía y los derechos sociales, que están amenazados por la política neoliberal del Gobierno.

¿Su aspiración es ser Jefe de Gobierno?

Sí, pero más allá de mi aspiración personal creo que la disputa del siglo 21 es por las ciudades y no hay ningún un espacio progresista o popular que piense el tema de las ciudades.

¿En cambio Larreta sí?

La derecha sí lo está haciendo. Cuando la gente ve a Larreta, ve un proyecto para la Ciudad. Un proyecto elitista, que amplía desigualdades sociales sin perspectivas de derechos, pero un proyecto al fin. Cuando ve a la oposición, vé denuncias. Nuestro desafío es construir un proyecto.

Propuestas nacionales

  • Limitación y control sobre deuda externa
  • Ley de emergencia y protocolo contra violencia de género
  • Salario básico universal para garantizar un piso de ingresos para todos
  • Ley de incompatibilidad de intereses empresariales y función pública

Nota original

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>