La política del macrismo durante sus dos gestiones en el área social se caracterizó por la falta de presupuesto y abandono de los programas, la escasez de personal, la no articulación entre distintos dispositivos, la falta de monitoreo para el análisis de su incidencia real y la mejora de la política, el seguimiento limitado de los casos individuales y la casi nula difusión sobre todo en las políticas preventivas. Una aproximación desde las necesidades de los sectores populares en la Ciudad de Buenos Aires.

LAS POLÍTICAS SOCIALES DESDE LA PERSPECTIVA DE DERECHOS

Se entiende por políticas sociales de gobierno a aquellas acciones del Estado destinadas a revertir, atenuar o erradicar situaciones de injusticia social, otorgando bienes materiales y simbólicos a la sociedad. El nudo de la cuestión reside en la obligación por parte del Estado de garantizarles los derechos básicos a todos los ciudadanos. Desde esta perspectiva -y pensando en un gobierno participativo que empodere a los sujetos destinatarios de dichas políticas y que los incorpore de forma activa a la planificación, aplicación y monitoreo- las políticas sociales son pensadas de forma universal pero atendiendo a las realidades y necesidades específicas de cada población.

En este sentido, la generación de empleo digno y salarios reales crecientes por un lado y medidas de transferencia de recursos directas -como la Asignación Universal por Hijo-, son fundamentales para garantizar mejoras en las condiciones de vida de la sociedad en su conjunto. Para esto es necesario complementar este tipo de políticas universales con otras dirigidas a grupos sociales que tienen problemáticas específicas, que requieren la intervención del Estado a través de legislación, para garantizar el acceso a los derechos sociales y políticos. Es el caso de las personas en situación de calle, niños y niñas, adolescentes, jóvenes, personas discapacitadas, mujeres, personas LGBT, personas de la tercera edad, entre otras.

PANORAMA DE LAS POLÍTICAS SOCIALES BAJO LAS GESTIONES PRO.

Desde que Mauricio Macri asumió funciones como jefe de gobierno de la CABA en Diciembre de 2007 su administración encaró el desmantelamiento de programas sociales, sub ejecutó el presupuesto, reorientando sus recursos hacia otras políticas. De esta forma en los diferentes programas destinados al trabajo con personas en situación de vulnerabilidad en la Ciudad escasean los recursos materiales y humanos, mientras una parte del presupuesto, -millones de pesos al año-, se orientan a la propaganda de esos mismos programas. El presupuesto para políticas sociales, -es decir, lo destinado para salud, educación, vivienda y desarrollo social- disminuye año tras año (37). Esta situación impacta en la calidad de la atención, el mal estado de infraestructura de los programas, el escaso personal disponible, los bajos salarios, la precariedad y la alta rotación. Los principales protagonistas del rechazo a esta política han sido los trabajadores y las organizaciones sociales.

Otro problema de gravedad es la inexistencia de coordinación entre las políticas: los diferentes programas sociales se encuentran desarticulados entre sí, impidiendo que las políticas dirigidas a resolver las diferentes problemáticas de los sectores más vulnerables de la ciudad se conciban de forma global, a partir del cruce de estos programas en su área de incumbencia. Entre el 2009 y el 2012 se incrementó un 117% el presupuesto total del Gobierno de la Ciudad, mientras que el presupuesto destinado específicamente a Desarrollo Social ascendió sólo un 109%, cayendo de representar el 5,37% al 5,17%. A su vez, se observa una subejecución del presupuesto: en 2009 se ejecutó un 5,4% menos del presupuesto aprobado, y en 2012 un 3% menos (38).

Para completar el panorama crítico en el ámbito de las políticas sociales, hay que señalar la inexistencia de carrera para los trabajadores de Instituciones del Gobierno de la Ciudad, los altos niveles de precarización, los bajos salarios, y la alta rotación de los equipos de trabajo en los diferentes programas, lo que dificulta contar con personal con años de experiencia y complica el seguimiento de los casos en el largo plazo.

En términos generales existe un fuerte déficit en las políticas de diagnóstico sobre las necesidades de acceso a programas de la población. Así, se impone una tendencia vegetativa: los programas existentes, -heredados en la mayoría de los casos de gestiones anteriores- continúan su curso sin evaluaciones de impacto ni diagnósticos tendientes a mejorar las herramientas de intervención.

Políticas de Transferencia de ingresos

El Programa “Ciudadanía Porteña – Con Todo Derecho” entrega una tarjeta de débito recargable, en la que se deposita un monto variable según los ingresos y la composición de cada hogar. Esta política no es universal sino que el GCBA evalúa la posibilidad de acceder según cada caso (a través de métodos discrecionales) y luego de haber pasado por el programa de Ticket social. En 2014 fueron beneficiarios del programa 50.172 hogares integrados por 191.663 personas, con un monto promedio por hogar (a septiembre de 2014) de $1022.- oscilando entre un valor mínimo de $445.- y un máximo $2.900.- Un tercio recibe menos de $600.-mensuales (39).

El Programa de Seguridad Alimentaria–Ticket Social otorga un beneficio fijo de $400.- mensuales –independientemente de la situación familiar-, obligando a una reinscripción cada 180 días. Apunta a un objetivo similar al “Ciudadanía porteña” y cuenta con similares problemas de discrecionalidad. En 2013,22.278 familias fueron beneficiarias del programa.

Otros programas de menor escala que aplica el GCBA son: Nuestras familias ($1200.- divididos en varias cuotas, alcanzaba a 5.218 hogares en 2013) y Estudiar es Trabajar, que otorga una tarjeta de compra y débito con un monto de $530.- a jóvenes de entre 18 y 29 años que se encuentran bajo la línea de pobreza que estudian en instituciones de educación formal (al 2013 eran beneficiarios 2448 jóvenes).

Hay que señalar que a 2013 el 28,4 por ciento de los habitantes de la ciudad de Buenos Aires (860.000 personas) vivían por debajo de la línea de pobreza, y según estimaciones del GCBA para el 2014 esa cifra ascendía por encima del 30%. Considerando que la cobertura de los dos programas mencionados no alcanza a cubrir ni a la mitad de las personas afectadas, hay que señalar que su alcance es insuficiente (40). A la vez, es frecuente que estos programas reglamenten la incompatibilidad entre el goce de sus beneficios y el de los que prestan otros programas a nivel nacional (como la Asignación Universal por Hijo). Por otra parte, los programas locales sufren de irregularidades en su funcionamiento, atraso de cobros, o suspensiones sin motivos claros.

MARKETING VS. POLÍTICAS SOCIALES ARTICULADAS E INTEGRALES

La Red “En todo estás vos” consiste en un nombre marketinero que agrupa a programas sociales de distintas áreas del gobierno (salud, educación, vivienda, economía), nucleándolos por edad y género (41). Su creación no implicó un dinamismo a la creación de nuevas políticas, sino que la mayoría de las iniciativas que la integran existen en la ciudad hace más de diez años, heredados de gestiones anteriores. Lo único nuevo que introdujo el macrismo es una tarjeta de descuentos en comercios (42).

Si bien las distintas políticas de la Red se presentan como parte de un conjunto articulado, la realidad es que carece de articulación y de una mirada común. Así, las “Estaciones saludables” tienen escasa relación con el sistema de hospitales públicos de la Ciudad, por ejemplo.

Esta Red –que carece de un presupuesto propio asignado para 2015- es apenas un buen nombre orientado al marketing (43) , cuando podría ser la oportunidad de pensar integralmente las políticas sociales.

La Red tampoco se vincula con el sistema de Ventanilla Única Social, un servicio de la Dirección General de Servicios Sociales Zonales para atender descentralizadamente diferentes programas del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires.

De este modo la descentralización se vuelve ineficaz y completamente estéril para dar respuesta a las necesidades de la población vulnerabilizada de la Ciudad.

PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE

La Ciudad cuenta con la Ley 3706 para la “Protección y garantía integral de los derechos de las personas en situación de calle y en riesgo a la situación de calle”, dictada en 2010 y reglamentada en agosto de 2013.

Los números que maneja la organización Médicos del Mundo hablan de 16.753 personas que viven en situación de calle en la Capital. Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Social porteño declaró en el último Censo -hecho en 2011- que solamente 876 personas viven en la calle. De forma tal que las políticas sociales orientadas a solucionar esta problemática de emergencia, están planificadas sobre un número muy inferior al realmente existente, lo que altera el presupuesto, recursos, dispositivos de alojamiento, planes sociales, cantidad de profesionales, etc.

La principal problemática de las personas que viven en situación de calle es la imposibilidad de acceso a los diferentes programas sociales porteños, debido a la falta de documentación (DNI).

El Subsidio habitacional al que pueden acceder oscila entre $1200.- y $1800.- según el caso. En los hechos se limita el ingreso a familias o personas discapacitadas, a pesar que el decreto expresa que cualquier persona en situación de emergencia habitacional está en condiciones de acceder al subsidio. Esta condicionalidad práctica impide que aproximadamente el 80% de la población en situación de calle –que se encuentra sola- acceda a esta subsidio.

Hogares y paradores

Si bien la ley 3706 prevé que en los paradores se trabajen aspectos integrales ligados a la salud, adicciones y problemáticas laborales, poco de esto ocurre. Los paradores no están abiertos las 24hs.con lo cual, además de no cumplir con la ley, no son dispositivos inclusivos en los cuales se pueda trabajar con las personas para abordar su problemática de manera integral.

En este momento funcionan en la Ciudad de manera permanente solo cuatro paradores: Azucena Villaflor para mujeres; Retiro y Barracas para hombres; y Costanera Sur, el único para familias en situación de calle. Cuando no hay vacantes en el Costanera Sur, las familias son divididas, minando sus estrategias de organización y supervivencia.

NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

En la Ciudad rige la Ley114, aprobada en 1998, en la que se afirma que el Estado y la comunidad deben asegurar a niños, niñas y adolescentes (N,NyA) una serie de derechos para procurar su desarrollo integral. Para ello se crean un conjunto de instituciones encargadas de promover, proteger y restituir los derechos de los N,NyA: el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (CDNNyA) y las Defensorías zonales en las distintas Comunas. A su vez, se debían crear plenarios del Consejo integrados por trabajadores, organizaciones sociales, y representantes de instituciones.

El nuevo marco jurídico rompe con el modelo del menor como objeto de protección, conceptualizando a los niños y adolescentes como sujetos de derechos. También se redefine la función del Estado, consistente en la promoción de políticas públicas para proteger y restituir los derechos vulnerados de toda la población infantil y adolescente.

Actualmente la Ciudad cuenta con 17 defensorías zonales (una por Comuna y tres en la Comuna 4) que dependen del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. Dichas defensorías debido al déficit de recursos, humanos y materiales, no llegan a cubrir las demandas existentes y mucho menos son capaces de llevar a cabo campañas de prevención o promoción de los derechos como está establecido en la Ley.

Si bien la Ley mencionada plantea que el CDNNyA debe ser el articulador de las distintas políticas existentes en pos de garantizar una política integral que permita atender el problema de la niñez en toda su complejidad, actualmente el Gobierno de la Ciudad no ha brindado las herramientas para que ello sea posible. Las políticas e intervenciones en materia de niñez siguen implementándose de manera aislada y desarticulada, infringiendo la Ley al no poner en funcionamiento los plenarios del Consejo.

Adicionalmente hay una gran desigualdad entre las Defensorías de la Zona Sur, -que concentran la mayor cantidad de población en situaciones de vulnerabilidad- y las Defensorías de la Zona Norte, no habiendo por parte del Gobierno una planificación estratégica de los recursos.

Finalmente en materia de políticas de niñez existe un grave problema de institucionalización, alcanzando un 26% de los casos. Si bien la Ley establece que sólo en última instancia el niño debe ser separado de su familia, se han detectado criterios apresurados en la adopción de medidas excepcionales de protección separando a los niños de su grupo familiar, sin agotar otras alternativas en la familia ampliada o la comunidad. En ocasiones, la Ciudad de Buenos Aires se desentiende de todo tipo de seguimiento cuando la residencia del niño o niña es en la provincia de Buenos Aires aunque ése niño desarrolle su vida en la Ciudad.

MUJERES Y DIVERSIDAD SEXUAL

Aunque la Ciudad cuente con una de las legislaciones más progresivas en materia de género a nivel nacional, el macrismo ha sido un claro obstáculo en su implementación, vetando leyes y desfinanciando programas. Además de una amplia legislación en la materia, la Ciudad de Buenos Aires cuenta con los mejores indicadores socioeconómicos respecto a problemáticas de género comparado con las demás jurisdicciones del país (mortalidad infantil, mortalidad de mujeres gestantes, acceso a la salud y a la educación, etc.). Sin embargo el “Observatorio de Equidad de Género” de la Dirección General de la Mujer registra en sus mismos informes que durante la gestión de Mauricio Macri han empeorado los índices que expresan la situación de las mujeres y se ha profundizado la brecha de desigualdad entre el norte y el sur de la Ciudad (44).

Violencia de género

El presupuesto del Área Mujer del Gobierno de la Ciudad no ha tenido prioridad en la gestión de Mauricio Macri. En términos relativos perdió incidencia con respecto al total del presupuesto de Desarrollo Social (45).

La disminución de las llamadas a la línea de Violencia Familiar no necesariamente indican un descenso de los casos de violencia de género en la Ciudad –el fenómeno a nivel nacional indica lo contrario-, sino que las mujeres recurren a otros dispositivos, como la Oficina de Violencia de Género de la Corte Suprema de la Nación.

Al mismo tiempo en la Ciudad se registra un incremento en el asesinato de mujeres en los últimos años; entre 2008 y 2012 hubo 55 femicidios (46) .

Las políticas del Gobierno del PRO destinadas a esta problemática son insuficientes, y todos cuentan con presupuesto, difusión y personal insuficiente, entre otras limitantes. Entre las políticas que sufren estos condicionantes es posible mencionar algunas campañas de difusión y prevención (47), la línea 0800-66MUJER, los botones antipánico, los hogares de alojamiento, recuperación y atención y los Centros Integrales de la Mujer (CIM).

Trata de personas/explotación sexual

En la CABA funcionan alrededor de mil prostíbulos (48). El entramado que sostiene este delito es de enorme complicidad entre la Justicia, el poder político y las fuerzas policiales, como en todo el país. Es una problemática que debe atacarse de manera federal y coordinada, ya que las redes de cooptación y explotación no actúan limitadas a un territorio jurisdiccional. De todas formas, no existe una política activa para erradicar la trata de personas en la Ciudad, sea laboral o para la explotación sexual.

Vale decir que la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, a través de la Dirección General de Atención y Asistencia a la Víctima, brinda asistencia a las víctimas de trata en cumplimiento de la Ley 2781. También desde la Dirección General de la Mujer se acompaña a las mujeres víctimas de redes de trata, con las mismas limitaciones (falta de personal, de presupuesto y monitoreo) que el resto de las políticas mencionadas.

Diversidad sexual

Buenos Aires se ha convertido en una ciudad mundialmente reconocida como “gay friendly” para extranjeros y clases medias y medias altas, pero aún existen varias dificultades para poder hablar de una ciudad inclusiva en materia de diversidad sexual, sobre todo en lo vinculado a políticas positivas de inclusión en el ámbito laboral, salud integral y educación.

En este sentido, la Legislatura aprobó en noviembre de 2012, la Ley 4376 de “Política Pública para el reconocimiento y ejercicio pleno de la ciudadanía de las personas Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI)”, proyecto que recoge una iniciativa de la Federación Argentina LGBT (“Plan de ciudadanía LGBT”) y que establece un plan de acción de políticas públicas en diferentes ámbitos (49).

DISCAPACIDAD

El Certificado de Discapacidad es un documento público, personal e intransferible que otorga el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. Este certificado no brinda cobertura de salud, sino que permite acceder a los derechos estipulados por las Leyes Nacionales N° 22.431 y N° 24.901. Si bien desde 2013 el sistema de turnos para obtener el certificado de discapacidad se ha acelerado a través de la descentralización por medio de la Ventanilla Única Social en los Servicios Sociales Zonales de las Comunas, el trámite para obtener la pensión por discapacidad tarda entre ocho meses y un año.

TERCERA EDAD

Este sector de la población está incluido también en la “Red en todo estás vos”(50) a través de la cual el Gobierno de la Ciudad pretende generar el desarrollo participativo y activo de la tercera edad. Sin embargo, los requisitos para acceder a los diferentes programas “Promoción para el envejecimiento activo”, “postas digitales” y “tarjeta mayor”(51) son políticas altamente restrictivas para los adultos mayores en situación de vulnerabilidad.

No existen políticas públicas dentro de esta área orientadas a mejorar el acceso a la salud, a una vivienda digna y a una vida plena para los sectores mas vulnerados de la Ciudad.

En el caso de los Centros de Día es necesario presentar fotocopia del DNI y un certificado médico donde conste ausencia de enfermedad infecto contagiosa, así como ser autoválido (independencia para las actividades de la vida diaria). El caso de los hogares y paradores para la tercera edad repite el mismo diagnóstico de vaciamiento, falta de presupuesto y personal profesional que el resto de los programas sociales de ciudad.

Por su parte, el “Programa vivir en casa” -creado durante la gestión de Jorge Telerman- surgió con el objetivo de “desinstitucionalizar a los adultos mayores de 60 años que viven en asilos o geriátricos y estén en condiciones de vivir solos. Contempla una cobertura del PAMI y la visita de un asistente gerontológico para que los acompañe”. Sin embargo, desde los inicios de la gestión macrista se han registrado cientos de denuncias en la Defensoría del Pueblo por demoras o falta de pago.

PROPUESTAS

AUMENTO DE LAS PARTIDAS PRESUPUESTARIAS DESTINADAS A POLÍTICAS SOCIALES.

Los recursos de deben destinar a optimizar los dispositivos, brindando mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores para disminuir la rotación y elevar la calidad del sistema.

Eliminación de incompatibilidades con otros programas nacionales y locales.

Orientación del presupuesto hacia la prevención, promoción de derechos y la inclusión social.

CONSTITUIR UN SISTEMA PARTICIPATIVO, INTEGRAL Y ARTICULADO DE POLÍTICAS SOCIALES

La Red “En todo estás vos” debe convertirse en una verdadera instancia de articulación de políticas sociales, dotándola de personal y presupuesto propio.

Constituir una coordinación participativa que integre representantes de los todos los Programas y áreas, incluyendo a funcionarios de Estadística y Censos para garantizar su seguimiento y monitoreo.

La Coordinación debe incluir organizaciones no gubernamentales y representantes de las Comunas, con el objetivo de orientar las políticas según las necesidades de cada comuna y barrio de la Ciudad.

PROTECCIÓN INTEGRAL PARA PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE

Cumplimiento pleno de la ley 3706 para la “Protección y garantía integral de los derechos de las personas en situación de calle y en riesgo a la situación de calle”.

Aumento de los dispositivos de inclusión social con programas de trabajo específicos según las diferentes situaciones, tendientes a brindar una solución real a las problemáticas de las personas. Sistemas de integración para personas con discapacidad.

Paradores y hogares acorde al real número de personas y familias en situación de calle. Creación de más dispositivos para familias.

NIÑEZ

Aumento del presupuesto para el Consejo, las Defensorías y los Programas que atañen a la niñez.

Vínculo y seguimiento entre hogares a nivel interjurisdiccional (Ciudad-Provincia).

Realización de informes y controles de las Instituciones y Programas que tiene a su cargo.

MUJER Y DIVERSIDAD SEXUAL

Creación de la Subsecretaría de Asuntos de Género para coordinar la implementación de políticas públicas específicamente destinadas a las mujeres y la diversidad sexual.

0800 66 MUJER: ampliación del personal y elaboración de un protocolo de atención y derivación. Conformación de un equipo interdisciplinario de monitoreo.

Centros Integrales de la Mujer: expandir su inserción territorial y aumentar el presupuesto y personal. Plan de cuatro años para cubrir toda la Ciudad de Buenos Aires.

Jerarquizar el funcionamiento del Comité de Lucha contra la Trata porteño, creado en 2010 por decreto y dotarlo de presupuesto propio.

Designar con celeridad al representante ante el Consejo Federal para la Lucha contra la Trata y la Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas, para abordar la problemática de forma federal y coordinada con el resto del país.

Capacitar a profesionales de la salud y ampliar los servicios médicos en el sistema de salud que realizan tratamientos hormonales y de readecuación genital para personas trans, de acuerdo a la ley de Identidad de Género, como parte de la aplicación efectiva de la ley 4238, 418 y 153 y su decreto reglamentario de la CABA y la ley nacional 26.743 de Identidad de Género.

Referencias

37 – http://www.enorsai.com.ar/politica/14194-presupuesto-macrista–mas-publicidad–pero-menos-salud-yeducacion.html
38 – “Los programas de inclusión social en la Ciudad de Buenos Aires y la lucha contra la pobreza”. Dirección General Derechos y Garantías de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
39 – Informe de Monitoreo – Ciudadanía Porteña y Estudiar es Trabajar. Gerencia Operativa De Gestión Estratégica De Políticas Sociales, Ministerio De Desarrollo Social GCBA, Octubre 2014.
40 -http://www.infobae.com/2014/06/04/1570025-casi-el-30-los-portenos-vive-debajo-la-linea-pobreza Datos obtenidos de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad.
41 – http://www.buenosaires.gob.ar/redentodoestasvos/sobre-el-programa
42 – http://www.buenosaires.gob.ar/beneficios 43 http://www.diarioz.com.ar/#/nota/red-en-todo-estas-vos-politicas-sociales-el-marketing-conceptual- 33203/
44 – “Mujeres en números”, informe del Observatorio de Equidad de Género. Dirección General de la Mujer, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, 2010.
45 – Entre el 2003 y 2011, mientras que el presupuesto total de la Ciudad de Buenos Aires aumentó el 725 por ciento, el de la Dirección de la Mujer lo hizo en un 407 por ciento.
46 – “Por ellas”, Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” de La Asociación Civil La Casa del Encuentro / Ada Beatriz Rico, Fabiana Tuñez [et.al] 1era edición Buenos Aires: La Casa del Encuentro
47 – http://www.buenosaires.gob.ar/desarrollosocial/mujer/campanas-de-prevencion-y-concientizacion
48 – https://laalameda.wordpress.com/2011/06/02/trata-y-explotacion-sexual-en-los-prostibulos-portenos/
49 – http://falgbt.url.ph/recursos/plan-de-ciudadania-lgbt-segunda-edicion
50 – http://www.buenosaires.gob.ar/redentodoestasvos/tercera-edad/centros-de-dia
51 – http://www.buenosaires.gob.ar/redentodoestasvos/tercera-edad/promocion-del-envejecimiento-activo

Ver todo el programa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>