Itai Hagman en Revista Veintirés

Itai Hagman en Revista Veintirés

“La ciudad es el laboratorio de la nueva derecha”

Formó una agrupación llamada Marea Popular con jóvenes de militancia universitaria, barrial y sindical. Busca un lugar en la Legislatura porteña. 

La política volvió a colarse en la mesa familiar, los bares y los locales partidarios. En tiempos en que la discusión pareciera subsumirse entre la antinomia kirchnerismo y antikirchnerismo, surgen nuevos espacios políticos que pretenden no responder a esa lógica. Marea Popular, una agrupación conformada por jóvenes que provienen de la militancia universitaria, barrial y sindical, desembarcó en la Capital Federal para disputar una trinchera en el arco político. Itai Hagman es un economista que aspira a ocupar una banca en la Legislatura porteña dentro de un frente con otras agrupaciones de izquierda. “Queremos que nuestra voz exista en el debate público. Hoy no alcanza sólo con la militancia social, sino que hay que participar en la política institucional”.

–¿Tenían ciertos resquemores en participar dentro de las instituciones estatales?–Sí. A partir del 2001 hubo una crisis de representación y de los partidos políticos y aún queda en muchos sectores el rechazo a todo lo que venga del Estado y del sistema político. Se sigue teniendo una sensación de que la política está al servicio de carreras personales, enriquecimientos, o intereses que no son los del pueblo. Pero también vemos que hoy hay un clima de mayor participación y politización, que nosotros creemos que es muy positivo, y eso nos empujó a pensar que estamos en condiciones de presentarnos en la escena pública.

–¿Por qué decidieron lanzarse en la ciudad de Buenos Aires?

–Creemos que es estratégica. La ciudad es el laboratorio de la nueva derecha argentina. Este es un fenómeno que lo entendemos también continental, no sólo con Macri, sino también con Capriles en Venezuela, Santos en Colombia o Piñera en Chile. La derecha actual no es esa derecha aristocrática de otras épocas, es una derecha moderna, en muchos casos populista y más inteligente. Entonces nos parece estratégico trabajar en el terreno donde ellos gobiernan. Muchos compran el discurso de que es una fuerza innovadora, pero en realidad detrás de eso hay más de lo mismo.

–Así como trazan el paralelismo entre esos dirigentes, ¿también lo hacen con Chávez, Cristina, Lula, Correa, etc.?

–Para nosotros hay tres grandes bloques. El primero es el que nombramos anteriormente que se referencia con la derecha. El segundo espacio es para nosotros fundamental y son los procesos de Venezuela, Bolivia y Ecuador. Ellos plantean una ruptura total con los regimenes políticos de esos países. No es casual que esos procesos hayan reformado las constituciones, rediscutan la institucionalidad y alientan desde el propio gobierno la participación popular. Por último hay un tercer sector que son los gobiernos fruto de la crisis del neoliberalismo, que han tomado algunas medidas que nos parecen muy interesantes sobre todo con revertir la tendencia de la matriz de los ’90, pero que su objetivo es reconstruir la institucionalidad de siempre. Por ejemplo el kirchnerismo, que creemos está dentro de este tercer bloque, eligió como estructura el PJ. Y es ahí donde reside nuestra diferencia fundamental con este proceso. Las viejas estructuras políticas sirven para reproducir esa política que rechazamos. El debate de acá al 2015, justamente, tiene que ver con el destino de esas estructuras.

–Todos sabemos que para hacer política se necesita plata o el famoso “aparato”. ¿Cómo se construye algo diferente sin que pueda sonar naïf o utópico?

–Nosotros no estamos dispuestos a resignar nuestros principios por el poder. Sabemos que es un camino más lento, pero tenemos confianza en la juventud y apelamos a la participación popular.

Nota en Revista Veintitrés

veintitres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>