EL PRO CONSIGUIÓ UNA APARIENCIA DE BIENESTAR GENERAL, PERO HAY UN PROCESO DE SEGREGACIÓN Y EXCLUSIÓN

EL PRO CONSIGUIÓ UNA APARIENCIA DE BIENESTAR GENERAL, PERO HAY UN PROCESO DE SEGREGACIÓN Y EXCLUSIÓN

Nota de Itai Hagman publicada en Télam.

El dirigente de Patria Grande y precandidato a legislador porteño Itai Hagman sostuvo que buena parte de ese éxito propagandístico “es la contracara del fracaso del progresismo” para dar a conocer otra forma de hacer política.

En una entrevista con Télam, Hagman analizó los procesos de alianzas y disputas en el seno de las expresiones políticas populares de izquierda y criticó a los “falsos progresismos” que acuerdan con el PRO en la Legislatura dando la espalda a los movimientos sociales que “han sido los verdaderos opositores a la gestión de Mauricio Macri”.

Patria Grande, el partido que conduce Hagman y que describe como una fuerza política donde la dirigencia y la militancia están en manos de los jóvenes, tiene representación en más de 15 provincias y en la Ciudad ya ha confirmado que repetirá la experiencia de 2013, cuando compartió un frente con varios espacios de centroizquierda, entre ellos el que localmente lidera Claudio Lozano, Unidad Popular.

“Pensamos que hay que dar la pelea en la Legislatura, porque vemos que muchas expresiones que accedieron a la Legislatura han tendido a acordar permanentemente”, explicó Hagman y señaló que el Frente que integra su partido busca ser la expresión “de una gran militancia social” que existe en la Ciudad.
Respecto de la estrategia electoral, confirmó además que se iniciaron diálogos con muchos actores políticos de la izquierda y la centroizquierda porque “hay que construir un enfoque alternativo donde la ciudadanía pueda ver cómo sería la Ciudad gobernada de otra manera”.

Hagman también se mostró tan crítico del PRO como de sectores que -siendo ideológicamente afines a la centroizquierda- se convirtieron en “falsos progresismos” y que “algunos de ellos gobernaron la Ciudad para luego, en la oposición, terminar siendo funcionales” al macrismo.

“Cuando compara la gestión del PRO con lo anterior llega a la conclusión que lo anterior finalmente no era tan progresista: con dos pesos arregló unas plazas, hizo unas obras de infraestructura y ‘se mejoró’ la gestión de la Ciudad”, sostuvo.

Para el dirigente de Patria Grande, el caso más paradigmático de la deficitaria gestión de gobierno es “la crisis habitacional, por la que 500 mil personas viven en situación precaria”, pero que tiene como contracara “un espectacular crecimiento en base a unas pocas desarrolladoras que especulan en la materia inmobiliaria”.

“El problema del acceso a la vivienda es que toda la construcción inmobiliaria en vez de ir hacia los que necesitan vivienda va a la especulación inmobiliaria. Hoy tenemos 150 mil viviendas ociosas en la Ciudad, que están para la especulación y éste es un problema de la familia de la clase media y de quien vive en una villa, es todo parte del mismo problema”, señaló.

Por otra parte, Hagman también ubicó a su espacio respecto de la política nacional y dijo que Patria Grande busca su identificación con “los procesos latinoamericanos nacidos después de la crisis del neoliberalismo”, especialmente con los surgidos en Venezuela y Bolivia, donde las “organizaciones sociales que llegan al poder por fuera de lo tradicional”.

Si bien se diferencian críticamente del kirchnerismo, desde Patria Grande aclaran que “nada tienen que ver” con “la oposición que los sectores dominantes” establecieron durante la última década y que es “la que uno puede ver en Clarín”.

Aún así, estima que “el principal error de muchas organizaciones que forman parte del campo popular es haberse definido sólo por oposición al gobierno, y eso los llevó a errores importantes, como cuando se debatió ley de medios o cuando fue el conflicto del campo”.

“Algunas de las razones por las que terminaron en esas variantes no tienen que ver con traiciones de dirigentes sino que al definirse como simple oposición del gobierno, la política los fue llevando a una oposición por derecha, a decir cualquier cosa para salir en Clarín, la lógica que terminó por dinamitar muchas experiencias progresistas, que incluso tenían una agenda por izquierda”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>