El desempleo más alto en 10 años

El desempleo más alto en 10 años

El desempleo llegó a 9,3% en el segundo trimestre del año según el INDEC, la cifra más elevada desde el año 2007. La relevancia del dato llevó a que Jorge Todesca, el director del organismo designado por Macri, reconozca que “es claro y evidente que la situación del mercado de trabajo es muy grave”.

 

¿Cómo llegamos a esta situación? La pérdida de puestos de trabajo está relacionada a tres factores que operaron durante los primeros meses del gobierno de Macri:

  • Caída de la demanda: durante el primer semestre del año el consumo privado se retrajo 6,4% en relación al mismo periodo del año anterior según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Esta caída fue inducida por las políticas del macrismo, especialmente la devaluación y el tarifazo, que elevaron la inflación de 24% al momento de asumir Macri a 47% en junio según el indicador elaborado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Tal incremento de precios no fue compensado por los aumentos salariales por lo que se redujo significativamente el poder adquisitivo de la población.
  • El menor poder de compra se reflejó en la fuerte caída del consumo que al retraer la demanda redujo la producción y por ende la demanda de trabajo en el sector privado
    Apertura de importaciones: en la Argentina ocurre un fenómeno paradójico. Mientras cae el consumo interno se incrementan las importaciones de bienes de consumo. En el primer semestre del año estas últimas se expandieron 10% respecto al mismo período del año anterior. Por lo tanto, no sólo consumimos menos, sino que además estamos reemplazando una parte de lo que compramos por productos importados. Lógicamente este desplazamiento de producción local por extranjera repercute en el empleo ya que es un segundo golpe a la producción nacional.
  • Desregulación del mercado laboral: el Estado cuenta con diversos mecanismos para intervenir en los conflictos laborales a favor de preservar los puestos de trabajo. Sin embargo, en la concepción del macrismo el gobierno no debe meterse en asuntos privados y el mercado de trabajo se debe regular “libremente”. Ejemplo claro de esto es el veto a la Ley Antidespidos que proponía la doble indemnización como un camino para frenar el creciente desempleo. El gobierno también contribuyó directamente a la suba del desempleo a través de los despidos en el sector público, tanto en ministerios como en diversos organismos estatales. Estos despidos se concentraron a principio de año dando además una señal que operó como disciplinadora para todos los trabajadores a la hora de negociar paritarias y dio vía libre al sector privado para ir en ese sentido. En síntesis, hoy no hay ninguna política pública para intentar evitar que cientos de miles de personas queden sin trabajo.

Cuidar el empleo no parece ser en absoluto una prioridad del macrismo y lo reflejan nítidamente los números. Pero esto no es fruto exclusivamente de la insensibilidad social de los funcionarios. Un desempleo creciente implicará salarios más bajos ya que los trabajadores por miedo a perder el trabajo reclaman menores aumentos tal como se reflejó en la última paritaria. Para un gobierno de empresarios, que administra y razona con la lógica de los empresarios y con un presidente que habla como empresario y no como Jefe de Estado, esto no es mala noticia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>